El futbol no para y como no hay descanso suficiente, la actividad del balón regresa a la Liga Mx con el arranque del torneo Apertura 2018, uno con renovadas ilusiones y nuevas reglas.

De esto, la más importante es la eliminación del descenso por dos años, razón para que los equipos pequeños busquen progresar y no sea motivo de comodidad. Así como la regla de jóvenes, para buscar nuevos talentos.

Respecto a los cuadros poblanos, comienzan el torneo con importantes partidos, con rivales que lucen para competir por el título y que podrían marcarnos que cosa esperar de cada uno.

Comencemos con el cuadro de Puebla, que debuta como visitante en el Estadio Azteca en el regreso de Cruz Azul al dos veces mundialista. Con un lleno total asegurado, el cuadro de Enrique Meza deberá mostrar las fortalezas mostradas el torneo pasado.

Con refuerzos como Ignacio Pallas, Jorge Espiricueta y el delantero Cristian Palacios, del cual se espera mucho, el cuadro luce bien. Del lado cruzazulino, es uno de los equipos a observar en este torneo, con una renovación profunda y gran inversión es uno de los favoritos al título y debe mostrarlo desde la jornada 1.

Pasando al lado de Lobos BUAP, también debuta como visitante este domingo 22 de julio a las 18:00 horas en la cancha del Territorio Santos Modelo enfrentando al actual campeón Santos Laguna.

Lobos también se renovó, con contrataciones que combinan experiencia y juventud y en su mayoría hombres de toda la confianza de Manuel Lapuente, su nuevo director deportivo.

Con Juan Francisco Palencia al mando, el equipo luce como toda incógnita, por lo que este duelo puede abrirnos el camino para saber cómo jugará y cuál será la intención dentro de la cancha de los universitarios.

Enfrenten tienen al campeón Santos que sorprendió el torneo pasado, pero que llega debilitado con las bajas de Néstor Araujo, Carlos Izquierdoz y Djaniny Tavares, por lo que el trabajo de Robert Dante Siboldi se volverá fundamental.