El futbol es uno de los deportes que más han evolucionado en su comercialización, en alcances, en indumentarias y en muchas otras cosas, pero si en algo se ha quedado estancado es en la aplicación de sus reglas y su juego, el cual es tan básico como el que se inventó hace más de cien años.

El rechazo a la tecnología dentro del futbol cambió para este Mundial de Rusia 2018 con la entrada del Video Assistant Referee mejor conocido como VAR, el cual permite a los árbitros revisar la repetición instantánea para verificar algunas acciones dentro del campo.

La revisión se encuentra limitada a solo cuatro acciones: goles, penaltis, expulsiones directas y confusión de identidad de los jugadores.

La implementación del VAR ya ha llevado a que Rusia 2018 sea el Mundial con mayor cantidad de penales sancionados, además de que se han evitado algunas injusticias.

Esto llevó al diario The New Yorker ha imaginar como se habrían resuelto algunas de las jugadas más polémicas en la historia de los Mundiales con la ayuda del VAR.

Primero describió la jugada sucedida en el partido entre Brasil y España del Mundial de México 1986, donde el gol de Antonio Maceda debió contar, mientras que el gol de Sócrates por Brasil debió haberse invalidado. Con ello, España habría seguido en el torneo.

Revisó la jugada del Mundial de España 82, en el duelo entre Francia y Alemania, cuando el delantero Patrick Battiston fue solo al área germana y el portero Harald Schumacher terminó por arrollarlo, además de golpearlo cuando se encontraba en el suelo, por lo que Battiston terminó sin dos dientes. El árbitro ni siquiera marcó falta en el partido, por lo que con el VAR habría sido sentenciado el penalti, así como la tarjeta roja para el arquero.

Concluye con la jugada más polémica de los Mundiales, la Mano de Dios, ocurrida en el partido entre Argentina e Inglaterra de México 86.

Si el VAR hubiera estado en uso, la gran picardía de Diego Armando Maradona se habría convertido en un gol anulado y en su posible expulsión por tocar la pelota con la mano.

El uso del VAR supone el quitar momentos llenos del error humano, algo que también le ha dado sentido a este deporte, por lo que seguirá siendo muy discutida su participación.