Lobos BUAP sigue con sus trabajos de pretemporada en Acapulco, en donde realiza el trabajo físico de cara a los primeros duelos de preparación, teniendo la incorporación de dos jugadores más como refuerzos a los trabajos.

Este es el caso de Michael Chirinos y José Joaquín Esquivel, quienes ya trabajan a las órdenes de Juan Francisco Palencia, dos caras jóvenes que buscan hacer de un lugar en el cuadro licántropo.

Comenzando con Chirinos, tiene 23 años y llega procedente del Olimpia de Honduras, siendo esta su primera oportunidad fuera de su país.

Chirinos llega como volante ofensivo, con importante experiencia en selección al diputar la Copa Mundial Sub-20 y la Copa Centroamericana 2017 con Honduras.

“Me enfrento a un nuevo reto en mi carrera y como siempre tratando de darlo todo, sin más que decir me despido de toda mi familia merengue, los llevo en el corazón, gracias”, escribió Chirinos en redes sociales.

En el caso de Joaquín Esquivel se incorpora a los trabajos después de participar con la Selección Mexicana en el Torneo Esperanzas de Toulon, teniendo experiencia a nivel de clubes como Mineros de Zacatecas y Tuzos de Pachuca.

Esquivel cuenta con un importante proceso en selecciones menores, donde ha realizado el proceso desde el sub-15 hasta ahora el sub-21 con el torneo de Toulon, Francia, en donde formó parte de la alineación para la semifinal y final.

“Es un gran reto, estoy muy agradecido con todos al tomarme en cuenta para este proyecto, estoy contento, emocionado y esperando a que inicie el torneo, ya que me siento muy orgulloso de que me den la confianza de poder portar los colores de la BUAP”, dijo Esquivel.

Lobos BUAP seguirá con sus entrenamientos, teniendo su primer duelo amistoso el próximo cuatro de julio enfrentando a Veracruz.