Carlos Peña, futbolista mexicano apodado como el Gullit, decidió ingresar a una clínica de rehabilitación de nombre Baja del Sol, la cual es propiedad del boxeador Julio César Chávez, de acuerdo con información de ESPN.

El futbolista habría tomado la decisión de ingresar para atender sus problemas de alcoholismo, así como para arreglar su vida personal y profesional ante los diversos problemas que ha tenido fuera de la cancha.

Desde su regreso a México con Cruz Azul tras pasar un semestre en el Rangers de Escocia, Peña se ha visto inmiscuido en muchos problemas causados por su alcoholismo, siendo uno de los últimos cuando se le vio comprando alcohol en una tienda apenas unos momentos después de terminar un entrenamiento.

Ante sus indisciplinas, Cruz Azul decidió no renovarle el contrato al jugador, a pesar de que le restaban seis meses de préstamo, por lo que tendrá que regresar al Rangers que estrena a Steven Gerrard como su nuevo técnico, por lo que mucho tendrá que trabajar si desea tener una nueva oportunidad en el futbol europeo o en la Liga Mx.