José Hanan Budib, mejor conocido como Pepe Hanan, anunció su salida del Patronato de Lobos BUAP, después de que se encargará de denunciar a la Liga Mx de poner trabas al equipo para quedarse en la Primera División.

Por medio de un comunicado, Lobos hizo oficial el anuncio, mientras Hanan en sus redes sociales agradeció el tiempo con el equipo señalando que era una decisión tomada en conjunto.

“Por este medio se informa que a partir de hoy el señor José Hanan Budib deja su cargo como miembro del Patronato de club Lobos BUAP, por así convenir a sus intereses. Le agradecemos su participación y le deseamos éxito en sus futuros proyectos”, explicó el equipo en un comunicado.

Fue por la noche de este miércoles nueve de mayo cuando Hanan se volvió a colocar el papel de vocero de Lobos BUAP y por todos los medios de comunicación dio la noticia que la Federación Mexicana de Futbol había mostrado diferentes trabas para que el equipo se quedará en la Primera División.

Inclusive presumió como lo contactaban diferentes periodistas, reporteros y presionó a una cadena para que su declaración saliera a la hora prometida, además de ser entrevistado en cadenas deportivas, para resultar como el único ganador de la situación.

Respecto a Lobos, dio a conocer que el cuadro universitario ya cuenta con el dinero para pagar la compensación de 120 millones de pesos, pero al momento de querer efectuar la operación, la Federación les informó que debían recibir la aprobación de la junta de dueños para recibir el pago, junta que no se llevará a cabo hasta la siguiente semana, cuando tiene fecha límite de pago hasta el viernes 11 de mayo.

Por ello, denunció una persecución contra Lobos BUAP, además de señalar que Enrique Bonilla lo odia personalmente y que buscaría subastar la franquicia al ser un mejor negocio, al obtener de esa operación más de 8 millones de dólares.

A preguntas explicitas como la procedencia del dinero, José Hanan fiel a su costumbre decidió no revelar nada, lanzando la piedra, pero escondiendo la mano, aunque se sabe que será Pepe Chedraui acompañado de un grupo de empresarios textileros los encargados de pagar la multa.