Después de que Lobos BUAP firmara su descenso deportivo en la fecha número 16 al ser humillado por 4-0 en cancha de los Rayados de Monterrey, la posibilidad de que se de su permanencia se comenzó a abrir por el contexto que rodea al Ascenso Mx.

Esto se debe a que dos de los tres equipos que permanecen con vida para jugarse el pase a la Primera División, no cuentan con las condiciones para jugar en esta liga, siendo Cafetaleros y Alebrijes de Oaxaca los de este caso, mientras Leones Negros es el único en competencia que tiene derecho a ascender.

De acuerdo con el reglamento, si Cafetaleros o Alebrijes ganan el Ascenso, Lobos BUAP tendría la oportunidad de quedarse pagando la cantidad de 120 millones de pesos, dinero que funciona como compensación para que el equipo pueda certificarse y lograr ascender en una nueva oportunidad.

Esa es la clave, los 120 millones de pesos, pero en una institución pública como es la BUAP, ¿Quién pagará esa cantidad?

Don Rumores, conocido como Pepe Hannan, en su papel de vocal del Patronato de Lobos, señaló e inclusive afirmó que tras darse el descenso, algunos inversionistas se acercaron al club para poder negociar el patrocinio y lograr que el equipo se quede en la Liga Mx.

La situación se manejaría como sucede en Tigres y la empresa Cemex, donde la BUAP daría el nombre, el escudo y el equipo para ser administrado por la empresa.

“Honestamente después del descenso, se han acercado unos posibles potenciales socios comerciales a la institución, de grupos que pretenden pagar los 120 millones de pesos, en caso de que U de G no ascienda… Crear un tipo de sociedad como lo tiene Tigres con Cemex, la BUAP está escuchando propuestas”, dijo Hannan para el medio ESPN.

Como la situación de pagar los 120 millones de pesos suena como un auténtico riesgo para la BUAP, el buscar un inversionista no será fácil, ya que debería ser un proceso más abierto y que no deje dudas sobre quién es el verdadero dueño del equipo.

Por otra parte, en el reglamento de la Liga Mx no se establece que sucederá en caso de que Lobos termine por no pagar la cantidad en caso de que Alebrijes o Cafetaleros ganen el Ascenso, solo aclara que ninguno de los equipos podrá participar en la Primera División, pero no señala si entonces serán 17 equipos los que jugarán el torneo o si alguno otro ascenderá, una laguna que para no tener mayores complicaciones podría resolverse dejando a Lobos en Primera.