Pericos de Puebla arranca su participación en casa dentro de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) al recibir a las 19:00 horas a los Guerreros de Oaxaca en la inauguración de este nuevo formato de competencia con dos torneos.

La novena verde ya tuvo su primera serie de la campaña, en donde cayó por dos juegos a uno de visita ante los Diablos Rojos del México, por lo que busca tener un mejor arranque y recomponer el camino.

Con los cambios realizados a la liga mexicana de verano, este primer torneo culminará el próximo 29 de mayo, por lo que es de vital importancia ganar la mayor cantidad de partidos en el inicio para generar un colchón que permita llegar al cuadro a los playoffs al final.

Para esta temporada, el equipo dos veces campeón de la Zona Sur muestra las mismas armas de la última campaña, un equipo joven con algunas incorporaciones de experiencia donde la velocidad y el poder al bat son las principales habilidades.

Ya sin nombres como los de César Tapia o Alberto Carreón, el equipo tendrá que buscar rápido un líder que de confianza interna y un respiro a la afición al no tener ya ningún rostro conocido. Aquí puede aparecer la figura de Ricky Rodríguez, el novato del año de la temporada pasada que de momento ya batea para .545 de promedio.

Hablando de la ausencia de figuras, el pitcheo también puede representar una falla, al tener mucha de la esperanza puesta en los nombres del extranjero como Kyle Drabek, El’Hajj Muhammad o Mitch Lambson.

Ante Guerreros de Oaxaca se realizará una serie de tres partidos, solo cambiando de horario el del día jueves al realizarse a las 16:00 hora. Posteriormente, los Bravos de León llegan al Estadio Hermanos Serdán para enfrentar a Pericos, siendo el primer partido el viernes a las 16:00 horas, mismo horario para el sábado y el domingo a las 13:00 horas.