Roger Federer, tenista de origen suizo, fue reconocido con el premio Laureus, como el Mejor Deportista del Año, superando al también tenista Rafael Nadal y al delantero del Real Madrid, Cristiano Ronaldo.

Este reconocimiento se entregó durante una gran gala en el Salón de las Estrellas del Sporting Monte-Carlo, en una categoría en la que también participaban otros como Mo Farah, Lewis Hamilton y Chris Froome.

El reloj suizo debe su premio al excelente 2016 que realizó, coronándose en el Abierto de Australia y Wimbledon, además de colocarse en camino de recuperar el número uno del ranking ATP, algo que terminó por conseguir hace un par de semanas.

Con 36 años, lo realizado por Federer sobresale, por lo que también le fue entregado el premio a Mejor Regreso del Año. Sus anteriores cinco galardones los obtuvo de manera consecutiva entre el 2005 y 2008.

Del lado de las mujeres, Serena Williams fue elegida como la Mejor Deportista del Año, superando a la tenista española Garbiñe Muguruza.

Serena ganó su torneo número 23 de Gran Slam al coronarse en el Abierto de Australia, dejando tiempo después la actividad deportiva por enfocarse a su embarazo.

Otras de las atletas nominadas fueron Allyson Feliz y Caster Semenya de atletismo, la nadadora Katie Ledecky y la esquiadora Mikaela Shiffrin. La tenista estadounidense William obtiene con este su quinto premio Laureus, después de obtenerlo en las ediciones 2003, 2010 y 2016, además de hacerse del Mejor Regreso del Año en 2007.