Llega la jornada 9 de la Liga Mx, mitad de torneo, las cosas comienzan a tomar forma y los equipos aprietan para encontrar resultados en busca de conseguir alguno de los puestos de liguilla.

En el caso de los equipos poblanos, parece que cada uno ya tiene su misión en el torneo, sus objetivos bien planteados y por lo que lucharán en esta segunda mitad.

Comenzamos con el Club Puebla, que abre la jornada este viernes a las 21:00 horas recibiendo en el Estadio Cuauhtémoc a los Rayos de Necaxa, un encuentro en el que los poblanos buscarán llevar a cinco su racha de partidos invictos en casa.

Puebla ya tiene un estilo, una forma de jugar en su cancha que sigue sin ser controlada por los rivales, un equipo que se siente cómodo y que muestra mejoras, aunque sigue padeciendo por lapsos de bajo rendimiento, pero que no le han costado puntos hasta ahora.

Del lado de Necaxa, tenemos a un equipo parecido a Puebla, bien conjuntado en defensa y que desde ahí busca crear juego, la diferencia podría venir en el mayor talento individual que tiene al frente con los chilenos Víctor Dávila y Matías Fernández, además de un delantero muy efectivo en Carlos González.

Un duelo aguerrido, con pocas llegadas en las áreas y con dos equipos con buena definición se puede presentar esta noche.

Pasemos del lado de Lobos BUAP, quienes reciben a las 17:00 horas a los Tiburones Rojos de Veracruz este sábado 24 de febrero, en un duelo clave por la lucha del descenso.

Lobos BUAP llega desesperado, con urgencia de resultados, teniendo siete derrotas en total entre la Liga Mx y la Copa Mx, con el gas de lo obtenido en el primer torneo a nada de terminarse.

En caso de no poder ganar, los universitarios cargarán una fuerte loza para la segunda parte del campeonato y sí eso no pone en duda la continuidad de Rafael Puente, entonces la terquedad llevará al equipo de regreso al Ascenso Mx.

Del lado de los Tiburones Rojos, muestran mejoría a cada encuentro, y aunque Guillermo Vázquez sigue teniendo problemas para plantar su cuadro, en la jornada doble encontró par de resultados que e ilusionan y le motivan para este duelo.

Un empate no vendría mal para ningún lado, pero esperemos que el lado competitivo y esas ganas de comenzar a definir el descenso impregne en los clubes para tener un buen partido.