Contra los pronósticos, Club Puebla ha sido uno de los mejores clubes de este torneo Clausura 2018, equipo que marcha en cuarta posición de la tabla con 13 unidades y que no ha perdido en el Estadio Cuauhtémoc.

Después de sumar por primera vez como visitante al empatar a un gol ante Cruz Azul, el equipo se ilusiona y comienza a pensar en objetivos más grandes, al menos así lo dejó ver el mediocampista Omar Fernández.

“El equipo estaba pensando en llegar a la liguilla y no evitar el descenso, y el cuadro está motivado y por qué no pensar en el campeonato que para eso trabaja el jugador”, explicó Fernández.

A pesar del empate ante Cruz Azul, el colombiano se dijo consciente de que faltan muchas cosas por corregir y que deben de trabajar en terminar con sus dolencias para igualar su sistema de juego que tienen en casa cuando van de visitante.

“Hemos mejorado bastante, pero todavía falta mucho, hay cosas por corregir así ganemos o perdamos siempre existen detalles y se trabaja para eso, para perfeccionar lo que quiere el profe y estamos a la expectativa”

Sobre su siguiente partido ante Necaxa, descartó que se sientan presionados por el invicto en el Estadio Cuauhtémoc y que es algo motivante para enfrentar a un equipo complicado, pero que de superar les permitirá seguir luchando por los primeros lugares.

“La verdad que muy motivaos porque será un compromiso muy importante porque la tabla está muy apretada y será vital sacar estos tres puntos de local y mantenerse dentro de los primeros ocho”