Russell Wilson, mariscal de campo de los Halcones Marinos de Seattle, será una estrella más que brillará en el Bronx al anunciarse su cambio de los Rangers de Texas a los Yankees de Nueva York.

Este curioso movimiento se dio a cambio de futuras consideraciones, y aunque Wilson es profesional por la NFL, se espera pueda hacer una aparición en los campos de entrenamiento de los Yankees en el mes de marzo o a finales de febrero.

Wilson no tiene deseos de seguir los pasos de algunos como Bo Jackson, quien logró ser profesional en Grandes Ligas (MLB) y NFL, solo se ha mantenido en el béisbol al ser un deporte que ama y que jugó hasta sus tiempos universitarios.

De igual forma, ya había dado a conocer sus intenciones de ser parte de los Yankees, por lo que Brian Cashman, gerente general del equipo, ya había establecido comunicación con Jon Daniels, su contraparte de los Rangers de Texas, quienes poseían su carta.

Russell Wilson, de 29 años y cuatro veces elegido al Pro Bowl y titular en un Super Bowl, fue en su momento parte del béisbol profesional, como segunda base del sistema juvenil de los Colorado Rockies, siendo elegido en el draft del 2010 de MLB por el equipo.

Fue en el 2013 cuando los Rangers lo eligieron en el draft de nueva cuenta, teniendo participaciones en el campo de entrenamiento del equipo, aunque para ese tiempo ya estaba ligado a la NFL al ser elegido en la tercera ronda del draft del 2012 por los Seattle Seahawks.

El mariscal de campo ofreció unas palabras a los Rangers tras el movimiento, en donde agradeció a la institución y recordó lo emocionado que se puso al ser elegido en el draft de 2013.

“Aunque el futbol americano es mi pasión y el modo en que me gano la vida, el béisbol sigue siendo una parte importante de dónde vengo y quién soy el día de hoy. He aprendido tanto en el campo de béisbol que se traduce a mi juego en lo físico y mental a jugar como quarteback en la NFL”, explicó Wilson.

Los Rangers ya habían expresado en varias ocasiones que no tenían problemas con la presencia de Russell Wilson, ya que podía compartir sus experiencias profesionales como atleta de alto rendimiento con los jugadores y en especial con los novatos invitados al campamento primaveral.