La Copa Mx comienza a entrar en etapa de definición al comenzar la segunda vuelta de los enfrentamientos con la jornada 4 de la competencia, una donde Puebla tendrá actividad de sus dos equipos como locales.

Las noches mágicas de la Copa Mx se vivirán por partida doble comenzando este martes seis de febrero a las 19:00 horas, cuando los Lobos BUAP reciban a Bravos de Juárez en el Estadio Universitario.

Este duelo es correspondiente al grupo cinco de la competencia, donde los tres equipos (los que se enfrenten más los Pumas) se encuentran empatados por tres puntos, por lo que cualquier victoria es crucial para acceder a la siguiente fase.

Lobos se encuentra necesitado de buenos resultados, tras un pésimo comienzo en la Liga Mx con solo un punto, puede encontrar variantes y resguardarse en la Copa, además de buscar un triunfo que reanime al equipo en lo moral.

Bravos no es pieza fácil y aunque perdió ante Pumas de visita, tiene armas con que pelear en la competencia y si lo dice, puede enfrentarla con plantel completo y buscar ser la sorpresa.

Por su parte, Club Puebla busca seguir mantener el invicto en el Estadio Cuauhtémoc en el año y de paso eliminar a Cruz Azul, equipo que tendrá que buscar la victoria o sufrirá su prime fracaso al mando de Pedro Caixinha.

Sin puntos en el torneo, Cruz Azul no ha visto la luz en la Copa, donde ha mostrado buenos planteles en sus dos partidos ante Alebrijes y Puebla, pero sin encontrar resultados.

Caixinha viene de un descalabro importante ante Atlas en Liga Mx y sabiendo que le lloverán cuestionamientos si caen ante Puebla, deberá venir preparado para al menos mostrar una mejor cara.

Del lado de los camoteros, al mando de Enrique Meza han hecho del Estadio Cuauhtémoc una fortaleza, teniendo tres victorias en Liga y un empate en Copa, además de que un triunfo ante los cruzazulinos le aseguraría prácticamente su clasificación al menos como uno de los mejores segundos lugares al llegar a siete puntos.

La Franja debe aprovechar su momento y seguir acumulando resultados para llamar la atención de la afición, una que resultadista en Puebla y que le viene bien sentirse ganadora.