Lobos BUAP pudo por fin disfrutar de un triunfo en este 2018 después de cuatro encuentros al vencer por 2-0 a Pumas en la cancha del Estadio Universitario como parte de la jornada dos de la Copa Mx.

El partido dejó poco para el análisis debido a la pobre propuesta de ambos conjuntos, quienes parecían conformarse con el empate y en dos acciones finales y de mucha fortuna terminaron por caer los goles.

A pesar de ello, los Lobos ya necesitaban de esta dosis de buena suerte, de que los errores contaran a su favor y que fuera el rival el derrotado, haciendo de esta victoria una que va más al ánimo del equipo que a las aspiraciones dentro de la competencia.

Lobos plantó un equipo equilibrado, buscando que Irven Ávila y Jerónimo Amione peleen por uno de los puestos titulares en la Liga Mx, pero todavía sin tener lo suficiente, ni en ritmo ni calidad de juego para asustar a los titulares habituales.

Lo mejor en lo individual terminó por ser el debut de Arley Rodríguez, jugador con buenas condiciones, cambio de ritmo en espacio corto y buen manejo de pelota que puede ser el revulsivo que Rafael Puente busca.

De igual forma, buena fue la presentación de Rodrigo Godínez y Juan García Sancho, quien inclusive metió un gol, y que pueden ser opciones para la veterana y ya maltratada defensa de Lobos.

Con poco, los dirigidos por Rafael Puente mostraron que pueden conseguir algo bueno de la Copa Mx, dando oportunidad de a poco a los jóvenes de la cantera y dando minutos a jugadores que sin duda los necesitan para ser contemplados con el primer equipo.

Lobos BUAP descansa la siguiente jornada de la Copa Mx y volverá a ver actividad en la fecha 4 cuando reciba a Bravos de Ciudad Juárez el martes 6 de febrero en el Estadio Universitario.