Una noche de copas, una noche loca; esos momentos de aburrición, perdón de buen futbol están de vuelta en el futbol mexicano con el arranque de la Copa Mx, la cual ya vivió sus tres primeros partidos.

En su jornada inaugural, vio las victorias de Zacatepec y Morelia por goleada al vencer por 3-1 y 3-0, respectivamente, a Murciélagos y Cimarrones, mientras León con un gol en la recta final de Mauro Boselli superó a Venados.

Para este miércoles 10 de enero se efectúan el resto de los encuentros, siendo seis en total y en donde destacan algunos como Alebrijes Oaxaca vs Cruz Azul y Atlas contra Tiburones Rojos, además de la aparición de Lobos BUAP en Copa.

Después de par de ediciones sin participar, una por no calificar y la otra por ser el equipo recién ascendido, los universitarios debutan en la competencia ya como equipo de primera enfrentando de visita a los Bravos de Juárez a las 21:00 horas, en una oportunidad interesante para el cuerpo técnico de ver progresar a sus jugadores.

Rafael Puente también hace su debut en la competencia como técnico, teniendo de su lado una de las plantillas más bastas y con mayor cantidad de elementos para trabajar.

Debido a ello, Rafa puede darse el lujo de plantar un buen plantel sobre la cancha, ver variantes e inclusive hacer entrar en forma a muchos de sus jugadores que siguen en proceso de adaptación.

También, cuenta con varios jugadores juveniles que ante la llegada de tantos jugadores extranjeros es casi imposible que vean minutos en Liga Mx y que aquí pueden tener participación, siendo un buen punto para enseñar, ante el amplio trabajo que hace el equipo en sus fuerzas básicas.

El partido puede lucir como una revancha para el cuadro de Bravos de Juárez, derrotados en la final del Clausura 2017 por Lobos en lo que posteriormente fue su torneo de ascenso al vencer a Dorados.

Bravos es un equipo competitivo para la Copa y con un plantel justo para hacer buenas cosas en la división de plata, aunque en esta competencia no ha logrado destacar, dejando mucho que desear como en la edición del torneo pasado cuando perdió todos sus partidos.