Llegó el momento, el sorteo se ha dado y los equipos calificados al Mundial de Rusia 2018 ya saben a quién estudiar para lograr una gran participación, teniendo el cuadro mexicano una buena prueba al colocarse en el grupo F.

México se enfrentará a Alemania, Corea del Sur y Suecia, rivales de diferentes estilos, diferentes metas en el Mundial y que ponen a Juan Carlos Osorio ante una buena prueba para su futbol y para su estilo, en lo que pretende sea un buen fin para su gestión.

La actividad comienza el domingo 17 de junio de 2018, cuando comience el Mundial para los mexicanos ante Alemania a las 10:00 am tiempo de México, en un partido cuyo último antecedente lo tuvimos en la Copa Confederaciones, donde los germanos tomaron la victoria de manera fácil en un torneo que terminaron ganando.

La prueba suena interesante para México y Juan Carlos Osorio, después de esa derrota sabe que debe demostrar algo, aunque la clasificación se va a disputar de manera más clara con Suecia y Corea, este enfrentamiento es para el público, para los críticos, uno donde el empate es el mejor resultado y con el que planea dejar contento a todo el mundo.

Para el sábado 23 de junio, el enfrentamiento será ante Corea del Sur a las 13:00 horas, un rival ya conocido en mundiales y a quién se enfrentó en Francia 98, duelo en donde se creó la llamada Cuauhtemiña, una prueba interesante debido a que puede permitir las llamadas rotaciones y es un equipo capaz de dar sorpresas.

Finalmente, la ronda acaba el miércoles 27 de junio a las 11:00 am. ante Suecia, un equipo que puede llegar como incógnita, tomando en cuenta que no se sabe si Zlatan Ibrahimovic enfrentará el Mundial.

Suecia es un equipo fuerte, uno que va y viene dentro de la cancha y con un sistema táctico que le permite guardarse en el fondo cuando es necesario, teniendo ese temperamento escandinavo que lo tiene tranquilo sin importar las condiciones del partido. Un partido difícil en el que de seguro se terminará por definir todo.

Después, si es que llega a ver un después, llegan los octavos de final, la verdadera prueba, donde el cruce directo es con Brasil, potencia del futbol y equipo complicado que llega en su mejor momento, pero no nos adelantemos, pensemos primero en la ronda de grupos.