La selección mexicana de futbol enfrenta la penúltima jornada del Hexagonal final de Concacaf rumbo al Mundial de Rusia 2018, al cual ya está calificado, pero sigue con la misión de terminar como líderes de la zona.

Ni en los tiempos de Ricardo La Volpe la selección consiguió terminar como líder de la eliminatoria, por lo que es un punto importante para los dirigidos por Juan Carlos Osorio conseguir, además de que busca esa pequeña posibilidad de ser cabeza de serie en el sorteo.

En este último duelo en México, la selección se mide ante Trinidad y Tobago, aprovechando el juego en el que ya nada se disputa para salir de la capital del país y viajar a San Luis Potosí y que la gente del Alfonso Lastras disfrute de los jugadores de primer nivel del equipo.

 

De momento, la selección mexicana cuenta con 18 puntos, superando por tres a Costa Rica en el liderato, mientras los Trinitarios se encuentran en la última posición con solo tres unidades.

El partido no pone ninguna exigencia enfrente, más que lucirse frente a la gente potosina, y con ello conseguir las oportunidades necesarias para los goles, como siempre que se enfrenta a rivales caribeños, sin provocarlos o que reaccionen de forma negativa para evitar lesiones o suspensiones innecesarias.

La fecha importante será el próximo 10 de octubre, cuando el seleccionado mexicano se enfrente a Honduras en un partido clave pero para Estados Unidos, ya que en la última fecha podría pelearse el último pase al Mundial con los catrachos.