Tiburones Rojos de Veracruz aprovecha el descanso por la fecha FIFA para ponerse a punto para la última parte del torneo Apertura 2017 además de seguir en su proceso de adaptación con el técnico José Saturnino Cardozo.

José Rivas, defensa del equipo, comentó que en sus dos primeros partidos ya se pudo ver la mano del nuevo técnico, aunque siguen afinando detalles en busca de seguir sumando.

“Está en nosotros y esta semana nos va a ayudar mucho para conocernos más, conocer al cuerpo técnico, trabajar. Creo que lo hemos hecho bien y se ha visto cambio en estos dos partidos y eso es bueno, vamos por buen camino”, dijo Rivas.

El camino sigue siendo largo para el conjunto de Tiburones, aunque Cardozo llegó con victoria, sumó una derrota en su siguiente encuentro, por lo que se mantiene el equipo en el último lugar de la tabla porcentual, posición incomoda de cara al siguiente torneo cuando se define el descenso.

“Vienen partidos muy complicados de visita, pero hay que hacernos fuertes no nada más de local, también hay que ir a buscar los resultados de visitante”, dijo.

De igual forma, comentó que siguen aspirando a la liguilla, estando conscientes de que el primer objetivo es la cuestión del descenso, pero el pelear por la liguilla los ayuda a sumar esos puntos claves del final.

“Todos queremos, sin perder los pies de la tierra, sabemos lo de la tabla del descenso, pero todos queremos una liguilla, creo que tanto el equipo, jugadores y afición, nos serviría bastante y todavía estamos a tiempo para poder buscar eso, los números están y nos podemos meter”, explicó.

El defensa argentino Lucas Rodríguez acompañó las palabras de su compañero y dijo que la clasificación es posible y que es una cuestión de fe y de trabajo lo que los llevará a ese primer plano.

“La fe nunca se va a perder, tenemos un reto importante por la tabla porcentual y cuando el objetivo principal esté cumplido ya se verá hasta dónde llegamos”, dijo el defensa argentino.