La Liga Mx se encuentra evaluando si jugará o no su jornada 10 del campeonato Apertura 2017 como se tiene programada para este fin de semana del 22 al 24 de septiembre, tras el sismo que sacudió a los estados de Puebla, Tlaxcala, Estado de México, Morelos y la Ciudad de México.

De acuerdo con Enrique Bonilla, presidente de la Liga Mx, explicó que el deseo del futbol mexicano es darle alegría a la gente, pero que se debe esperar a la evaluación de daños y a las autoridades para saber si se podrán disputar los encuentros.

“Todos los clubes están poniendo su granito de arena, quisiéramos llevarles a la gente en este momento uno de alegría, pero es una decisión más compleja y es necesario tener toda la información de las autoridades”, indicó Bonilla.

De momento, todos los escenarios posibles están siendo analizados, por el momento solo los partidos de la Copa Mx se han suspendido sin que se mencione la nueva fecha para disputarlos.

Será en el transcurso de este miércoles cuando la Liga Mx de a conocer su determinación final, indicó Miguel Ángel Garza, consejero delegado del Club Tigres.

“Tenemos una reunión con la gente de la Liga Mx para ver que es lo que va a pasar el fin de semana para saber si vamos a tener juegos o no, va a ser una determinación ahora que tengamos más información de lo que ha pasado en diferentes estados”, dijo Garza.

Hasta ahora, solo el Estadio Cuauhtémoc de Puebla fue el único que presentó algún daño en su estructura tras el sismo, otros escenarios como el Estadio Azteca se encuentran sin daños a pesar de los rumores mal informados.

Tomando en cuenta el tiempo que Protección Civil tome para revisar los estadios del futbol mexicano, parece que la decisión de suspender la jornada sería una apresurada, tomando en cuenta los tiempos y calendario del futbol mexicano, así como las zonas realmente afectadas por el sismo, no debería de haber motivos para suspender la actividad.

No hay nada mejor para mantener la calma que regresar a la actividad normal, por lo que el futbol podría ser una gran forma de retomar esa tranquilidad.