El boxeo se encuentra en la vispera de uno de sus combates más esperado de la última época, esto cuando Saúl Canelo Álvarez se enfrente a Gennady Golovkin GGG, una pelea que definirá al mejor entre los pesos medio.

Pautada a los 12 rounds, el enfrentamiento luce mucho por la calidad de ambos boxeadores, además por el morbo de ver al mexicano Álvarez ante un peleador de categoría.

Canelo siempre ha sido cuestionado por enfrentar a peleadores de menor categoría o en su peor momento, algo que estuvo a punto de pasar con Golovkin, pero después de vencer a Julio César Chávez Junior, el mexicano Álvarez se quedó sin peleadores que significaran algo para su carrera.

 

Golovkin es un peleador hecho, entrenado por un mexicano y cuyo estilo logra imitar al del boxeo local, con buena velocidad, buen contacto y bueno en el cara a cara, algo débil en la distancia, pero con facultades para salir de los problemas.

El peleador kazajo necesitaba en su carrera de una pelea así, una estelar de categoría mundial y que podía colocarlo en el primer plano del boxeo, algo que ha buscado desde hace años.

En el caso de Saúl Álvarez, busca por fin convencer, tener un duelo perfecto para callar todas las voces y colocarse como uno de los mejores boxeadores de la última época de México.

Sus características son más que conocidas, técnica de boxeo envidiable, con una resistencia como pocos y una fuerte pegada capaz de hacer daño al primer impacto, pero nunca ha estado ante un rival que le exiga al máximo, salvo Floyd Mayweather Jr., aunque por el estilo de ambos fue de más desgaste que de contacto la pelea.

Saúl Álvarez ante Gennady Golovkin, el boxeo necesita de una pelea de verdaderos combatientes y ellos están listos para demostrar de que se trata este deporte.