La doce marcan el límite de las dos caras del Barcelona. A las doce del mediodía, Agustí Benedito se presenta en las oficinas del Camp Nou para iniciar un voto de censura contra la junta y a las doce de la noche acaba el plazo para incorporar jugadores. El Barça afronta su día más largo y todas las miradas de la prensa se centran en un nombre: Philippe Coutinho, el jugador del Liverpool que quiere recalar en el Barça, pero por el que el Liverpool no escucha ni una oferta aunque esta sea de 160 millones de euros.

Los tres diarios deportivos catalanes abren su portada con la foto del jugador brasileño con sendos titulares que denotan más tensión que optimismo.

Sport titula Día Coutinho, Mundo Deportivo Límite y L’Esportiu Sin sorpresas. En todos ellos se habla de la contundencia del Liverpool en la negociación como un obstáculo difícil de  superar.

La Vanguardia incluso es más dura y escribe que el Barça llega al día límite con los deberes sin hacer, mientras que El Periódico retrata la situación como agobiante final de mercado.

Hasta media noche puede pasar de todo. De entrada, una moción de censura y luego, nervios hasta la medianoche. El día más largo.