Barcelona ha interpuesto una demanda a Neymar en un Juzgado de lo Social de Barcelona por incumplimiento de contrato y le reclama 8,5 millones de euros en concepto de daños y perjuicios, según anuncia el propio club azulgrana en un comunicado. La cantidad que el Barça reclama al jugador corresponde a la parte de la prima de renovación pactada en su día y que ya fue cobrada por el delantero.

El club entiende que no tiene derecho a ella tras haber rescindido unilateralmente un contrato que concluía el 30 de junio de 2021. También exige un 10% adicional de intereses de demora, lo que elevaría la cifra a 9,3 millones. El Barcelona pide que el PSG, su actual club, asuma el pago de esa cantidad de modo subsidiario si el jugador no lo hace.

“El FC Barcelona ha enviado a la Real Federación Española de Fútbol la demanda laboral que el 11 de agosto pasado interpuso contra el jugador Neymar Jr ante el Juzgado Social de Barcelona, para que la traslade a la Federación Francesa de Fútbol y a la FIFA, a los efectos legales oportunos”, señala el comunicado lanzado por el club blaugrana.

“El FC Barcelona ha impulsado estas acciones en defensa de sus intereses, después de una rescisión unilateral del contrato instada por Neymar Jr, pocos meses después de la firma de su renovación hasta el año 2021. Esta defensa se ejercerá siguiendo siempre los procedimientos establecidos ante los organismos competentes y sin entrar, en ningún caso, en disputas dialécticas con el jugador”.

Neymar se mostró muy crítico con los directivos del Barcelona después del último psrtido que disputó con su nuevo equipo, el PSG, aunque no reveló la existencia de la demanda, que se había interpuesto días antes.

Neymar se dio un tiempo para responder a la situación con Barcelona y explicó:

“Hay directivos del Barça que no pueden estar ahí… Pasé cuatro años muy feliz, el Barça merece mucho más. Tengo muchos amigos allí, espero que las cosas mejoren para el Barça y vuelva a ser un equipo que pueda competir”.