Los Pericos de Puebla, sí, ese equipo que desgracidamente solo es noticia cuando llegan los rumores falsos de su partida, comenzó de gran forma los playoffs de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) al obtener una victoria de 7-1 sobre los Tigres de Quintana Roo.

El abultado marcador fue posible por una gran séptima entrada donde apareció el novato Ricky Rodríguez, quien con las bases llenas depositó la bola del otro lado de la barda izquierda para el Grand Slam que sentenció un partido que hasta ese momento se mantenía por 2-1.

Correspondiento a las expectativas, Josh Roenicke de Pericos y Kameron Leo de Tigres dieron un estupendo partido de pitcheo al solo permitir esas tres carreras en conjutno por espacio de seis entradas, lo que permitió a los aficionados observar un partido redondo.

Pericos de Puebla se sigue definiendo como un equipo más que cumplidor, con una buena segunda mitad logró meterse en la segunda posición de la zona sur, y aunque se quedó lejos de los Leones de Yucatán, fue uno de los equipos que culminó con marca ganadora.

La novena verde es un equipo que comienza a respetarse en la liga, después de una temporada donde parecía que todos sus jugadores de éxito terminarían en Monclova, uno que sabe que no será hasta estos playoffs cuando la gente vuelva al estadio y vea a un equipo que ya funcionaba bien, pero que nadie ve porque no está de moda.

Pericos de Puebla sigue su camino en la postemporada este lunes a las 19:00 horas en el parque del Estadio Hermanos Serdán, donde los Tigres buscarán arrebatar un juego para llegar con mayor confianza a su casa.