La Oficina de Control de bienes de Extranjeros del Departamento de Estados Unidos (OFAC), presentó un documento en el que se liga a Rafael Márquez, jugador mexicano de los Rojinegros del Atlas y la selección, a la organización criminal liderada por Raúl Flores Hernández, al actuar como prestanombres.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó a más de 20 mexicanos y 42 empresas por tener nexos con Flores Hernández, acusados de tener un largo historial con él y de haber manejado algunos de sus activos.

En el caso de Márquez, estaría vinculado al narcotraficante al controlar empresas que antes le pertenecían a Flores Hernández, movimiento utilizado para limpiar dinero de sus organizaciones criminales.

“Raúl Flores Hernández ha operado exitosamente por décadas debido a su larga relación con otros cárteles de la droga y su utilización de testaferros financieros para enmascarar sus ganancias procedentes de la venta de drogas ilegales”, explicó John E. Smith, director de la OFAC.

También, fueron designados Mauricio Heredia Horner y Marco Antonio Fregoso González por participar y actuar en nombre de Rafael Márquez, en esta investigación también se vinculó al cantante Julión Álvarez.

“Esta acción importante refleja la cooperación estrecha entre el gobierno de los Estados Unidos y la procuración de justicia mexicana con el fin de detener el flujo ilegal de narcóticos, y para señalar y exponer a los capos de la droga y los que facilitan sus redes financieras ilícitas”, indicó Smith.

La OFAC realizó esta operación para identificar a la organización de los Flores en coordinación con al Administración Antidrogas, la Unidad de Investigaciones de Seguridad Interna, la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza y el gobierno de México.