Sobre el césped del Estadio Filip II se verá esta noche el contraste entre dos clubes que atraviesan momentos totalmente distintos. Dos proyectos en fases diametralmente opuestas.

Por un lado el proyecto blanco, capitaneado por jugadores como Sergio Ramos, Marcelo o Cristiano, con una larga trayectoria en la casa blanca. Un equipo que vive su pico más alto después de haber levantado tres de las últimas Champions. Un proyecto al que se le intenta dar continuidad.

Todo lo contrario sucede con el United, rival en el día de hoy. Un club histórico que atraviesa una época de ‘vacas flacas’, después de haber saboreado las mieles del éxito en Europa, y haber reinando en Inglaterra durante muchos años seguidos bajo el mando de Sir Alex Ferguson. De todo eso, apenas quedan restos. Michael Carrick es el único superviviente , tras la marcha de Rooney, de aquella generación que campeonó en Old trafford, y de la que también formó parte Cristiano Ronaldo, hoy en el bando rival.

MANCHESTER, ENGLAND - MAY 15: Manager Sir Alex Ferguson, Cristiano Ronaldo and Assistant Manager Carlos Queiroz of Manchester United in action during a First Team training session at Carrington Training Ground on May 15, 2008, in Manchester, England. (Photo by Matthew Peters/Manchester United via Getty Images) - 20080515

Aquella hornada llegó a una Supercopa de Europa después de ganar la Champions en 2008. Pero ni Carrick, ni Cristiano, ambos lesionados, pudieron disputar aquella final en la que los ingleses cayeron ante el Zenit.

En la actualidad, bajo las órdenes de Mourinho, los ‘red devils’ buscan regresar al Olimpo del fútbol. Para ello el año pasado los de Manchester hicieron un gran desembolso para traer a varios futbolistas. Pogba, Baily y Mkhitaryan fueron algunos de los nombres que abanderaban este nuevo proyecto.

El resultado no fue el que se esperaba, pero los hombres de Mou acabaron conquistando la Europa League, un trofeo que sirvió de bálsamo para hacer olvidar el mal resultado obtenido en la Premier. Quedando muy lejos de la pelea por la liga. Y un título que les ha abierto la puerta de otra final, la Supercopa de Europa.

Via: Marca