Poco menos de seis meses han pasado desde que Tom Brady y los Patriotas de Nueva Inglaterra consiguieron su quinto Super Bowl con el más grande regreso en la historia del partido ante los Halcones de Atlanta.

Las emociones se han recargado, los equipos se han reformado, algunos con nueva sede y todos con la esperanza de tener una mejor temporada y luchar por el anhelado título.

Para abrir las acciones de la pretemporada, tenemos el clásico duelo del Salón de la Fama, con los Vaqueros de Dallas enfrentando a los Cadenales de Arizona, el primero de 65 partidos de pretemporada.

Para este año, entre los elegidos al Salón de la Fama de este año, están LaDainian Tomlinson, el mariscal de campo Kurt Warner y el propietario de los Vaqueros de Dallas, Jerry Jones.

Para el duelo de este jueves, la gran expectación está con lo que puedan hacer los Vaqueros y en si podrán regresar con la misma forma que el año pasado, después de que los novatos Ezikiel Elliot y Dak Prescott regresarán al equipo a la postemporada. En el caso de los Cardenales, de la mano de Carson Palmer buscan regresar a sus viejas glorias y tener mayor regularidad.

En general, la pretemporada es una oportunidad para que los equipos vigilen de cerca sus formaciones y definen las alineaciones titulares, así como el primer vistazo a los novatos elegidos en el más reciente draft donde Myles Garrett fue el pick número uno por los Browns de Cleveland.

La espera ha terminado y la NFL llega cargada para hacernos disfrutar de nueva cuenta de los deportes más intensos en el mundo.