Sebastian Vettel y Lewis Hamilton, pilotos de la Fórmula 1, dejaron atrás las discusiones y aseguraron que ya se han pedido disculpas y han hecho las pases después de su enfrentamiento en el Gran Premio de Azerbaiyán.

En una conferencia de prensa con mucho morbo previo al Gran Premio de Austria, los pilotos señalaron que mantendrán el estilo competitivo en la pista, pero que tomaron las decisiones incorrectas en la carrera anterior, en especial Vettel que fue el que recibió la mayor sanción.

“El movimiento fue inadecuado, porque en esos momentos pensé que él había frenado de manera intencionada, pero luego entendí que no hubo mala intención por su parte. Estaba decepcionado y sobre-reaccioné. No hay más. El lunes pedí disculpas, a la FIA, al público y a él”, declaró el piloto alemán de Ferrari.

La situación se dio cuando en la salida de un safety car, Hamilton frenó casi a cero su monoplaza, chocando con Vettel quien no pudo detener su auto. Al avanzar, el piloto de Ferrari alcanzó a Hamilton para ponerse a su lado y chocar de manera intensionada su monoplaza.

La guerra de declaraciones comenzó tras la carrera en Bakú, con Hamilton retando a los golpes a Vettel y alemán enojado con todos aquellos que se le acercaban, en un momento de tensión que recordó a muchos las grandes rivalidades que ha tenido la competencia.

Ya con mayor calma, Lewis Hamilton afirmó que el problema se acabó y que seguirán compitiendo en la pista, a la par de tomar la situación con mucha gracia. Inclusive tomándose varias fotos al entrar a la sala de prensa y señalando que era la más grande conferencia de la que había sido parte, debido a la gran cantidad de reporteros que asistieron por el morbo de ver a Hamilton y Vettel juntos.

“Ya dije todo lo que tenía que decir después de la carrera y lo dejamos ahí. No creo que la dinámica entre Sebastian y yo cambie. Hablamos después de la carrera y el pasado lunes, le sigo teniendo respeto como el gran campeón que es y seguiremos luchando de forma justa”, declaró el piloto británico de Mercedes.