Los Pericos de Puebla y en general la Zona Sur de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) vive una de sus temporadas más irregularidades en muchos años, pese a ello, la novena verde se mantiene en la segunda posición.

Junto a los Leones de Yucatán, los Pericos son el único equipo que tiene marca ganadora en esta campaña en la zona, en el caso de los poblanos al tener 39 victorias por 38 derrotas, mientras Leones es el equipo a vencer del sector con 48 triunfos por 26 descalabros.

Esta tónica se ha mantenido a lo largo de la campaña y para este último tercio del calendario, los equipos buscarán mejorar en busca de tener mayores posibilidades en los playoffs, donde se puede decir que las condiciones cambian para todos los equipos.

Pericos viene de ganar la serie ante los Generales de Durango por 2-1, en un año donde ganar en el Estadio Hermanos Serdán se les ha complicado, al solo ganar 16 de 36 partidos que ahí ha disputado.

De visita la cosa cambia al tener marca de 23 triunfos por 18 derrotas, por lo que en su comienzo de serie este 4 de julio ante los Tigres de Quintana Roo en el Estadio Beto Ávila, llega con posibilidades de vencer.

Pericos de Puebla en la temporada ha sufrido el hecho de tener un hermano en la liga, ya que muchos de sus jugadores han seguido siendo mandados a los Acereros Monclova, en busca de que este equipo pueda ganar el campeonato, algo que se ve más que complicado ante el buen año de los Sultanes de Monterrey.

No obstante, Pericos sigue siendo de los equipos que mejor bateo tienen, de hecho, de manera colectiva batean para .307, el segundo promedio más alto en toda la liga mexicana.

Además de tener a jugadores como Endy Chavez y el novato Ricky Rodríguez, quienes han sabido responder ante el rendimiento no tan alto como en otros años de jugadores como Issmael Salas y Cesar Tapia.

Respecto a la serie que comienzan ante los Tigres de Quintana Roo, deben aprovechar la nueva caída que parece vivir el equipo, al tener una marca de tres victorias y siete derrotas en los últimos diez encuentros, llegando con una racha de dos derrotas consecutivas.