El Tour de Francia 2017, la carrera más simbólica del ciclismo mundial, da comienzo este 1 de julio con una prueba contrarreloj indiviudal en Dusseldorf, Alemania.

Esta será la primera ocasión en tres décadas que la carrera comience o pase por territorio alemán, siendo la última vez en 1987 cuando esto sucedió, lo que hace a esta edición algo especial.

El Tour no ha tenido una buena relación con el público alemán en los últimos años, debido a que los recientes escándalos de dopaje lo convirtieron en un deporte mal visto, de forma que inclusive la televisión del país dejó de transmitir la competencia.

Dusseldorf fue la ciudad elegida para las dos primeras etapas, comenzando con una contrarreloj individual y para el domingo 2  julio, la etapa irá de Dusseldorf a Lieja, Bélgica.

La prueba de arranque será de 14 kilómetros, en la que se espera que los favoritos para llevarse la competencia comiencen a demostrar su preparación, pero sin marcar mucha diferencia.

Tony Martin, ciclista alemán, se coloca entre los expertos como el número uno para llevarse la prueba y con ello ser el primero en utilizar el mailot amarillo. Otro especialista en esta prueba es Jonathan Castroviejo, mientras Chris Froome, ganador en años anteriores del Tour, se espera solo ganen algunos segundos para futuras etapas.

En cuanto a las polémicas que acompañan en este año al Tour de Francia, el doping ya no es una de ellas, ahora la discusión se ha movido a las azafatas, las chicas del podio encargadas de dar al ganador de la competencia un ramo de flores y un beso.

Muchos de los ciclistas han señalado que esta es una tradición machista que denigra a la mujer y que la coloca en un papel de florero, de hecho, varias competencias han dejado de utilizar esta práctica.

Fue el ciclista Jan Bakelants, de 31 años de edad y nacido en Bélgica, quien encendió la polémica al realizar una declaración machista, señalando que llevará condones al Tour, ya que nunca se sabe donde han estado las azafatas.

“Al Tour me llevaré un paquete de condones porque nunca se sabe esas chicas del podio por dónde han estado antes”, comentó para un diario de Bruselas que le hacía una entrevista de humor, aunque rápidamente los organizadores del Tour de Francia le pidieron se retractara de sus declaraciones.