La selección mexicana de futbol dio un buen partido ante Alemania por las semifinales de la Copa Confederaciones, pero sus buenas intenciones solo sirvieron para llevarse una dura derrota por 4-1 ante un muy efectivo cuadro alemán.

Dos minutos fueron necesarios para que Alemania terminara con el encuentro y lo pusiera a su favor, gracias a la gran actuación de Leon Goretzka, quien a los minutos seis y ocho convirtió par de goles que practicamente definieron el partido.

El primer tiempo concluiría con cuatro reales llegadas de Alemania, dos de ellas terminadas en los goles y no más, mientras México, tuvo la posesión del balón y no pudo terminar jugadas de manera oportuna, teniendo una oportunidad clara de gol con Javier Hernández que mandó por arriba del travesaño.

Para el complemento, un  poco más de lo mismo, los mexicanos con un buen partido, el cual les había costado dominar, pero lo hacían, ante una efectiva Alemania que en su primera oportunidad consiguió el 3-0 en una buena acción de Sandro Werner.

Ya sin nada que perder, México tuvo más espacios y mayor control de la pelota, llegando el descuento a los 89 minutos por conducto de Marco Fabián en una jugada donde sorprendieron al guardameta André Ter-Stegen, otra de las figuras del encuentro.

La emoción que parecía tendría el final del partido, fue apagada por Amin Younes, al conseguir el definitivo cuarto gol al minuto 91.

Juan Carlos Osorio volvió a causar polémica con sus movimientos al no hacer ingresar a Carlos Vela, teniendo de nueva cuenta muchos críticos que pedirán su cabeza ante un torneo que no trae mucho prestigio internacional.

Si bien, es bueno ser la sorpresa, el verdadero escenario para cuestionar al técnico será el Mundial de Futbol, la Copa Confederaciones es solo un vistazo a esa competencia, pero no la realidad del futbol actual. Volvimos a pedir demasiado a una selección y a un grupo de jugadores que no tiene el nivel para conseguir los resultados que los aficionados quisieran.

México ahora enfrentará a Portugal, sin Cristiano Ronaldo, por el tercer lugar de la competencia, mientras Alemania se medirá ante Chile por el título de la Copa Confederaciones.