Rafael Chiquis García está a unas horas de ser presentado oficialmente como nuevo técnico del Club Puebla, en lo que sería la primera oportunidad del ex jugador al frente de un equipo.

El ex jugador de clubes como Pumas, Toluca, Atlas, Cruz Azul, entre otros, y mundialista en Alemania 2016, tendría su primer chance a los 42 años de edad, una que sorprendió a propios y extraños debido a su inexperencia como el técnico principal en un equipo.

Pero, porque existe tranquilidad en el medio ante su llamado, porque el yerno de Ricardo La Volpe parece que caerá bien en el equipo, porque la directiva volteó a ver a alguien inexperto cuando el objetivo es salvar el descenso… para responder estos cuestionamientos, hay que voltear al otro equipo de la ciudad.

Rafael Puente Junior demostró que a pesar de tener una directiva poco interesada y todos los factores en contra, es posible conseguir éxitos con un equipo, simplemente confiando en sus jugadores.

La juventud e inexperiencia de Puente no terminó por ser un factor para que Lobos pudiera conseguir su mayor logro deportivo hasta la fecha, dando un punto y un argumento a aquellos que piden una renovación en las caras que vemos en los banquillos en la Liga Mx.

Chiquis García va por el mismo sentido, no solo porque se va ha ajustar al equipo que le forme la directiva de Puebla, sino porque es un técnico con hambre, con ganas de demostrar que puede hacer mayores o iguales cosas a las conseguidas por La Volpe.

Los técnicos del futbol mexicano se están renovando, junto a Puente y García tenemos a Francisco Palencia y a Jaime Lozano como las nuevas caras de técnicos en México, algo que el futbol mexicano solo puede agradecer.

Esperemos que la hambre que el ex galan de telenovelas y conductor de televisión presentó sea igualmente demostrada por Rafael García y que los buenos resultados acompañen a su equipo a pesar de los pronósticos.