Como van pasando los días, la posibilidad de que la ciudad de Puebla cuente con dos equipos de Primera División o Liga Mx se sigue haciendo más fuerte, los Lobos BUAP se encuentran apenas a 90 minutos de conseguir algo impensable al comienzo del semestre y convertirse en el nuevo invitado de la máxima división del futbol mexicano.

La posibilidad de su ascenso tras la victoria en la final de ida por 1-0 ante Dorados, puso a todos los involucrados fuera y dentro de la institución en la situación real del equipo para enfrentar la Liga Mx y el golpe de realidad puede costar caro.

Mientras muchos se ilusionan con lo que puede venir en primas económicas, contratos y porque no, hasta en cobros por debajo de la mesa por jugadores que podrían colocar en el equipo, Lobos parece ser el menos indicado para probar suerte en la Liga Mx.

Su venta es una posiblidad fuerte, ya en otras ocasiones a pasado en el Ascenso que equipos bien formados terminan por ser vendidos en el último momento para evitar mayores problemas, solo recordar casos como el de la Piedad, plaza que hasta ahora sigue sin tener futbol profesional (Ascenso o Liga Mx).

Muchos interesés se manejan alrededor del ascenso de Lobos, siendo la plaza perfecta para comprar debido a que el estado cuenta ya con un equipo de Primera División y al ser un cuadro universitario, el cual no tiene los recursos económicos para solventar a un equipo de esa categoría.

Es ahí el punto fuerte de la discusión, está dispuesta la BUAP a pagar salarios exhorbitantes por refuerzos y jugadores, está dispuesto el gobierno del estado a tomar un equipo que podría descender en su primer año, está listo para formar un patronato con gente rechazada del club Puebla, está listo el proyecto Lobos para ascender.

Lobos BUAP como proyecto es todavía muy joven, sus categorías menores comienzan a tomar formar y ha obtener buenos resultados, pero nada que realmente pueda sorprender. En cuanto al equipo de primera, no tiene bases solidas, mucho menos afición y no debemos olvidar los problemas que vivió todo el torneo, siendo de los equipos más irregulares.

Lo mejor que le puede pasar a la Lobos es que está final quedé como una buena experiencia, como el primer logro para su consolidación como equipo, para que todos los involucrados realmente se bajen de su nube y piensen con mayor claridad si este equipo merece estar en Liga Mx.