Después de que Carlos López Chargoy hiciera oficial la venta del equipo Puebla, solo dudas se han generado en el entorno de los aficionado de la Franja, la situación de venta pone al equipo en una situación de extremis, en donde de no resolverse a tiempo el único perjudicado será el club.

Tras conocerse la salida de José Saturnino Cardozo de la dirección técnica, llegó la gran noticia de venta, algo que dio un alivio a varios sectores de la afición quienes ya se encontraban hartos de la administración de la familia López Chargoy, pero dejó las dudas de quien podrá hacerse cargo del equipo.

Quienes podrían afrontar ser los nuevos dueños del equipo, quien tendrá la solvencia para hacerse cargo de la plaza, buscarán moverla de estado, podrán enfrentar las diversas demandas y situaciones legales que acarrea o mejor terminamos por conformarnos con los Chargoy y se queden con el equipo.

A palabra expresa de Carlos López Chargoy se sabe que son tres las ofertas sobre la mesa para adquirir el equipo, dos de empresarios poblanos y una más de la Ciudad de México.

Ya desde hace un par de años, la posiblidad de que Grupo Lala adquiera al equipo ha estado latente, se dice que inclusive busco prestanombres para realizar la venta, incluyendo a la figura de Hugo Sánchez, en algo que solo sirvió para que Puebla fuera noticia nacional.

De acuerdo a Pepé Hannan, grupo Coppel es el más interesado, tomando en cuenta las influencias y el poder que está tomando el mal llamado master dentro de los círculos cercanos al equipo, es una idea a la que no podemos quitarle la vista.

Otros señalan a Rafael Moreno Valle e inclusive al gobierno del estado para hacerse cargo, la cuestión aquí será el equipo de Lobos BUAP, el cual con su posiblidad de poder ascender, en caso de lograrlo, tal vez recibamos noticias desde Casa Puebla sobre la administración del que sería nuevo equipo de la Liga Mx.

 

Con ofertas sobre la mesa, pero ninguna concreta, parece que la mejor opción es darlo al primero que se arriesgue, ni los Chargoy, ni Puebla están dispuestos o merecen estar un año más juntos, el equipo necesita un cambio profundo y la venta debe ser un punto obligado.

Ante la posibilidad de que los nuevos dueños puedan llevarse al equipo, no es algo que extrañe pueda suceder, aquí entra de nuevo a discusión el tema Lobos, si ascienden, será menos complicado para una nueva administración llevarse la franquicia, al no dejar sin futbol de primera a la entidad, además, con lo visto en las últimas semanas, poco o nada falta para que la afición poblana cambie de playera y decida apoyar al otro equipo por el puro morbo de hacerlo.

https://media.giphy.com/media/3o7bu8o4VzlHqVOlYA/giphy.gif