Aaron Hernández, ex jugador de futbol americano, se quitó la vida el pasado miércoles tras colgarse en una prisión de máxima seguridad, donde se mantenía debido a una sentencia de cadena perpetua por el asesinato de Odin Lloyd, un jugador semiprofesional de futbol americano, esto en 2013.

Después del lamentable hecho, muchas cosas siguen sin explicación, mientras la investigación sigue avanzando mayor cantidad de cosas se revelan, como el que haya dejado tres cartas póstumas.

Las notas fueron encontradas junto a una Biblia en la celda donde se mantenía en la prisión Souza-Baranowski, informaron los portavoces de la oficina del Fiscal de Distrito de Worcester, Massachusetts.

Respecto al contenido de las notas, una de ellas iba dirigida al público, otra era de carácter privado a su familia y la tercera para su amante en la prisión.

Esto lo informó el diario Daily Mail, explicando que una de las cartas iba destinada a uno de sus compañeros, cuya identidad se desconoce y probablemente sea la última persona con la que tuvo contacto antes de suicidarse. El contenido de las cartas hasta ahora no es exacto.

En cuanto a los detalles de su suicidio, se sabe que el cuerpo de Aaron Hernández fue encontrado a las 3:00am del miércoles, colgado con una horca hecha con una sábana, además de encontrar varios pedazos de cartón que el ex jugador utilizó para atorar la puerta para que no pudieran entrar a la celda.

Además, en la frente tenía escrito un versículo de la Biblia, el salmo de Juan 3:16, que dice:

“Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su hijo unigénito, para que todo aquel que tenga fe en él no se pierda sino que tenga vida eterna”, en la Biblia encontrada junto a su cama, estaba abierta en este pasaje.