Borussia Dortmund se dirigía a su cancha del Signal Iduna Park para enfrentar al Mónaco en la ida de los cuartos de final de la UEFA Champions League y, mientras transitaba las calles, una explosión se produjo.

La explosión tuvo lugar cerca del autobús, lo que provocó que saliera una persona herida, siendo el caso del defensa español Marc Batra, quien fue trasladado a un centro médico con heridas menores provocadas por algunos cristales rotos. De igual forma, varias lunas del vehículo resultaron dañadas de forma total y parcial.

 

Este incidente se produjo a las 19:00 horas, tiempo local, cuando el vehículo se encontraba en la zona de Dortmund-Hönchsten, en la ciudad de Dortmund y donde se ubica el hotel de concentración del equipo.

En específico, el incidente se dio en las calles de Wittbraeucker y la Schirrmannweg, a unos 10 kilómetros del estadio.

“El autobús comenzó la ruta cuando tres cargas explosivas fueron detonadas”, explicó Gunnar Wortmann, portavoz de la polícia.

Respecto a estas cargas explosivas, habían sido colocadas en la carretera, provocando que los cristales del autobús reventaran y cayeran sobre el asfalto.

Después de las explosiones, las fuerzas de seguridad comenzaron a evacuar las inmediaciones del Estadio de Dortmund, siendo los aficionados avisados de los hechos en las pantallas gigantes del inmueble.

Los aficionados del Mónaco mostraron su respeto ante la situación y corearon con fuerza el nombre de su equipo rival. El gesto fue correspondido por los fans de Borussia, quienes comenzaron un movimiento en redes sociaes #bedforawayfans, para dar asilo a los aficionados del Mónaco y ntuvieran donde pasar la noche.

El partido entre Dortmund y Mónaco ahora ha sido reprogramado para este miércoles a las 11:45 horas, tiempo de México.