Argentina sigue complicándose la vida en las eliminatorias de Conmebol rumbo al Mundial de Rusia 2018, ahora al perder por 2-0 en una cancha que siempre les causa un fuerte dolor de cabeza, algo casi literal, ante Bolivia.

Los 3,600 metros de altitud de La Paz siempre han sido un gran reto para la selección albiceleste, simplemente hace falta conocer que, desde el 2005, Argentina no triunfa en el estadio Hernando Siles, escenario donde los argentinos no parecen argentinos y la magia se acaba.

Ni los trucos, ni los consejos médicos han servido al cuadro argentino, quienes viajaron para el encuentro de esta tarde dos horas antes del cotejo a La Paz para no sufrir tanto los estragos de la altura.

En el inconsciente tenían todavía aquellos recuerdos de la eliminatoria rumbo a Sudáfrica 2010, cuando bajo el mando de Diego Maradona, la selección perdió por 6-1, las cosas solo cambiaron un poco para la eliminatoria rumbo a Brasil, al empatar a una anotación.

Para este encuentro, Juan Carlos Arce y el histórico Marcelo Moreno marcaron el camino de la victoria para Bolivia, al anotar los dos goles del partido, a los 31 y 52 minutos, respectivamente.

Argentina volvió a demostrar sus limitaciones defensivas y con un ataque solo por medio de balonazos y poco control de balón, permitieron a los bolivianos hacer peligro. La ausencia de Lionel Messi se notó y es que el jugador del Barcelona estará fuera por cuatro encuentros, tras insultar a uno de los árbitros en el último encuentro del equipo.

El gol de Arce llegó en un remate de cabeza, esto tras un centro de Escobar. Marcelo Moreno ya en el complemento supo definir las cosas al aprovechar una desprotegida defensa argentina al intentar empatar como fuera, rematando dentro del área con potencia para vencer a Sergio Romero.

Las cosas comienzan a complicarse para Argentina, al quedarse con 22 puntos ubicado en la quinta posición, mientras Bolivia gana un nuevo duelo para la anécdota, ya que sus aspiraciones mundialistas son más complicadas al tener 10 puntos.