Club Puebla y los Tiburones Rojos del Veracruz abren la jornada 10 de la Liga Mx, teniendo como escenario el vacío Estadio Luis Pirata Fuente, que no recibirá público debido al veto impuesto contra el club jarocho.

El partido entre estos dos clubes del sur de México volverá a ser una batalla clave en la lucha del descenso, uno teniendo el objetivo de alejarse de manera importante estando a medio torneo, y otro qué de no sumar podía comenzar a hundirse y sentirse en el Ascenso Mx.

Puebla viene de sufrir su primera derrota en la era de José Saturnino Cardozo, al caer 0-2 ante Tigres, un partido que no dejó mucho para al equipo al estar completamente dominado por los de Tuca Ferreti.

De visita, Puebla solo ha conseguido una victoria y un empate por dos derrotas, números similares que de local, por lo que el equipo debe mostrar mayor solidez y consistencia al momento de generar resultados. En el descenso, se encuentra en la posición 1, teniendo ya lucha aparte con Cruz Azul, por ver quién es el cuarto involucrado a pelear el descenso lo que resta del torneo.

Ante los Tiburones, el equipo tendrá una buena prueba para seguir desarrollándose en lo ofensivo, al ser el equipo de Veracruz muy lento y con varias deficiencias en la parte de atrás, teniendo ya nueve goles recibidos en el torneo.

A pesar de que Puebla tiene 15 goles permitidos en lo que va de certamen, aunque solo cuatro de ellos se han dado en los cinco partidos dirigidos por Cardozo, quien lo primero que supo darle al equipo fue esa consistencia defensiva.

En el caso de Veracruz, tiene nueve puntos en el torneo (mismos que Puebla), ya estando en el descenso en la última posición tras perder con Monarcas Morelia, con solo 105 puntos en 94 partidos.

El punto fuerte del equipo es su casa, donde ha ganado tres de los cuatro partidos que ha enfrentado, por lo que será importante ver cómo la cuestión de no tener público llega a afectarles, al estar prácticamente en un escenario neutral.