ruba_lomas_de_angelopolis_01

Cuando comenzábamos a extrañarlo ya está de regreso, es la Liga Mx, el futbol mexicano regresa y para el Club Puebla significa la definición del descenso, teniendo un equipo limitado buscará competir y conseguir los mejores resultados posibles.

Aunque deseáramos mejores cosas, lo primero que hay que hablar del equipo es la cuestión del descenso, donde comenzará con una ventaja de 11 puntos sobre el último lugar, Monarcas Morelia.

Para defender la categoría, Puebla no parece haber dado las mejores señales en cuanto a contrataciones se trató, al revés, la primera impresión es la de un plantel muy limitado, tal vez el de menores recursos en toda la Liga.

 

Las salidas de Matías Alustiza y Christian Hobbit Bermúdez son más que importantes, y tomando en cuenta que la incorporación más importante fue la de Gabriel Esparza, parece que en el papel se verán los espacios y huecos en el plantel, en caso de que el club pueda concretar más incorporaciones del extranjero, la llamada adaptación al futbol mexicano podría hacer menos a los refuerzos.

Es ahí donde veremos la verdadera valía en la dirección técnica de Ricardo Valiño, quien demostró que puede sacar lo mejor de sus futbolistas y tener un equipo explosivo, pero que tendrá que aprender a defender mejor sino quiere sufrir en los partidos.

El poder hacer del Estadio Cuauhtémoc un lugar que asegure puntos para Puebla también será de importancia, tomando en cuenta que se tendrán nueve juegos como visitante, el rescatar la mayor cantidad de puntos en casa es más que importante.

 

En el torneo pasado, esa poca efectividad en casa, fue una de las causantes de que el equipo no pudiera superar las 20 unidades, al solo conseguir dos puntos en los últimos cuatro partidos en el Cuauhtémoc.

La misión principal es superar el descenso sin tener que depender de otros, por lo que desde este domingo ocho de enero, Puebla debe salir a conseguir unidades frente a los Rayados de Monterrey.

La esperanza está en que con el tiempo que llevan los jugadores con el esquema, puedan tener mayor control de los partidos y llevarlos a flote, esperando que aparezca y resurja el talento individual de varios de los elementos.

Todo listo para comenzar, que le Clausura 2017 nos deje un Puebla en primera división y con muchas alegrías en el camino, y si hay que definir el descenso que venga lo mejor para la institución.

emmanuel-y-mijares-gif