Rica_Publicidad

México comienza su camino rumbo al Mundial de futbol de Rusia en 2018, enfrentando la última etapa de las eliminatorias de la CONCACAF con dos primeros partidos que no parecen los ideales para empezar, al ser dos difíciles visitas, una a Estados Unidos y la segunda a Panamá.

Desde la llegada de Juan Carlos Osorio, las dudas es lo único que ha crecido sobre su labor al frente de la selección mexicana. Desde las polémicas por sus cambios en las alineaciones, sus convocatorias, pero sobre todo por una derrota, la única en todo su proceso, aquel 7-0 ante Chile en la Copa América.

La historia también juega ante el conjunto mexicano, por lo menos lo hace en este primer partido ante los Estados Unidos, esto por el estigma del llamado 2-0, resultado con el que los estadounidenses siempre han vencido a los mexicanos.

DeportV_México_Hexagonal_Estados_Unidos_2

Pero, al ser el Hexagonal una nueva etapa, México tiene la oportunidad de dejar a un lado sus estigmas y miedos y poder obtener un resultado favorable en su visita a Columbus.

De esta forma, Andrés Guardado, jugador del combinado mexicano, señaló que enfrentaran el partido, con un borrón de cuentas y a sabiendas que en algún punto del Hexagonal tenían que enfrentar a los Estados Unidos.

Por su parte, los americanos saben que ganar de local es un primer gran paso para llegar a las citas mundialistas, siendo capaces de rectificar esto con resultados, ya que, en los cinco hexagonales que ha disputado en su historia, nunca ha caído en el primer encuentro en casa.

Este viernes 11 de noviembre en punto de las 19 horas, México comenzará el camino a un nuevo mundial, buscando demostrar su poderío como selección y que sigue siendo mejor que Estados Unidos.

13177657_1631935783793782_2321512409620076516_n